La importancia de la Motivación

30.01.2021

¿Qué es lo que puede llevar a un hombre normal a hacer algo grande? ¿Qué se le puede pasar por la cabeza Killian Jornet después de subir por dos veces consecutivas el Everest sin oxígeno? ¿Qué hace que un hombre normal como David Goggings, marcado por una infancia desestructurada, llegue a ser considerado el hombre más fuerte del mundo? ¿Qué tiene Rafa Nadal, que otros deportistas no tienen?

El mundo actual está pasando por los momentos más terribles probablemente desde la Segunda Guerra Mundial. Miles de personas mueren diariamente a causa de un virus que no vemos, y que nos cuesta reconocer. Muchos aún dudan de su existencia. Aun así, como vemos todos los días, hay personas que se levantan por las mañanas y van de camino a esos hospitales, centros de salud, para luchar contra ese no ya tan desconocido, pero igual de mortífero virus. ¿Qué lleva a estas personas a dar ese paso al frente todos los días? Sirvan estas palabras, como un pequeño tributo hacia todos ellos.

Una pregunta que es difícil y a la vez fácil de contestar. La lucha por un sueño, por una meta, por un objetivo, por un fin mayor a ellos mismos. Podríamos poner más ejemplos, pero he de dejar claro que realmente lo que marca la diferencia entre una persona normal y una persona extraordinaria, no está sólo en sus logros, sino en la manera en que los afronta. Esta es la única manera en la que podemos llegar a comprender como todas estas personas son capaces de hacer todo lo que consiguen.

Este post podía haberse titulado la motivación en el Deporte. Esa era mi idea inicial, pero poco a poco me di cuenta de que lo que lleva a todas estas personas a conseguir esos logros, no es solo la motivación deportiva, sino que esa misma motivación se la aplican a su vida diaria.

Y al final ¿qué es la motivación?: es aquello "que anima a una persona a actuar o realizar algo". ¿Por qué David Goggings, fue capaz de repetir tres veces el entrenamiento de los Navy Seal, de correr en la semana del infierno con fracturas por estrés en sus pies?. Según sus propias palabras: "No podía fallar, y cuando estaba a punto de hacerlo, mi mente me recordaba por todo lo que había pasado durante mi vida".

Ahora, ¿qué es necesario, para tú que me lees, pienses en cuál es tu mayor sueño, te levantes de la silla, y luches por él?. Solo una cosa, tu verdadera voluntad de conseguirlo.

Todos conocemos a gente extraordinaria. Hay personas que han cambiado literalmente el mundo como se le conoce. A Leonardo Da Vinci, el Papa León X llegó a decir de él que jamás llegaría a acabar nada. Albert Einstein no aprendió a hablar hasta los 4 años. Era considerado por sus profesores como retrasado mental. A Michael Jordan, le rechazaron en el equipo de sus sueños....¡por bajito!.

La realidad es, que solo está a nuestro alcance hacer grandes cosas, y el truco para conseguirlo, es creer que somos capaces de hacerlo. Y al hablar de grandes cosas, no hablo de escalar el Everest, sino de superar nuestros propios miedos, afrontarlos para perseguir ese sueño y escalar tu propio Everest.

Si habéis navegado por los distintos apartados de la web, habéis podido ver que en 2009 sufrí una terrible lesión de tobillo. Uno de mis profesores cuando estudiaba la carrera, médico de profesión me dijo: ¿Sabes, que por el tipo de fractura, podías haberte desangrado en cuestión de unos poco minutos? La parte astillada del Peroné se encontraba a escasos milímetros de la arteria tibial anterior. Me dejó en shock.

Me hizo revivir la lesión, la operación, la convalecencia, y un hecho que viene al caso; Cuando fui a mi traumatólogo y le dije que necesitaba volver a correr, porque era necesario por mi profesión, se echó a reír. Pero yo realmente debía volver a correr...y vaya si lo hice, por todo lo grande. No todo fue mérito mío, conté con la ayuda de un gran podólogo. Sin él, sí que hubiese sido imposible.

Pero si miro atrás observo que lo único que hizo que volviese a correr, era mi voluntad por conseguirlo. Mi mente así me lo decía. Recuerdo mi primer maratón. Muchas personas me decían que en su primer Maratón habían abandonado, y que era algo normal. Para mí, esa no era una opción. La palabra abandono no cabía en mi vocabulario siempre y cuando mi propia salud no estuviese en peligro.

Al final, solo hay una cosa que nos va a llevar a conseguir nuestros sueños, y es nuestra voluntad por alcanzarlos.

Hay estudios que dicen que las personas al final de su vida, de lo único de lo que se arrepienten, es de aquello que no tuvieron el valor de hacer. Por eso, en lo único que quiero que penséis es en:

"LUCHAD POR VUESTROS SUEÑOS"