TENDINITIS ¿Y AHORA QUÉ?

02.08.2021

¿Quién no ha sufrido alguna vez la temida tendinitis?. Este es un problema que afecta a todas las personas en general sin importar si se es deportista o no.

La tendinitis es la inflamación de un tendón estando éste compuesto por las cuerdas fibrosas que unen el músculo a la articulación. Este trastorno causa dolor y sensibilidad en la zona afectada siendo en multitud de ocasiones incapacitante para realizar las actividades cotidianas de nuestro día a día.

Y aunque en el cuerpo humano hay multitud de tendones, los más propensos a padecer esta inflación son alrededor de los hombros, codos, muñecas, rodillas y pie en su conjunto.

Pero ¿qué puede causar que nuestros tendones se inflamen?. Normalmente es debido por la repetición de movimientos específicos durante un periodo de tiempo largo, en el que debido a la debilidad de alguno de los músculos que componen dicha articulación o por la utilización de una técnica inadecuada terminan provocando la inflamación del tendón.

En muchas ocasiones pensamos que la mejor manera de tratar estas lesiones, siempre que no hablemos de una lesión mayor, es parando de manera completa. Desde hace años se ha demostrado que esto es totalmente contraproducente a excepción de la fase aguda (primeras 48-72 horas) debido a que lo que esto provoca es la pérdida de masa muscular. Posteriormente cuando queramos reanudar el entrenamiento al haber disminuido el dolor y la inflamación, nuestro musculo no estará preparado asumiendo ese papel el tendón afectado por lo que provocaremos de nuevo que se inflame.

Entonces ¿qué debemos hacer?. En primer lugar acudir a un profesional cualificado que nos ayude a tratar esa inflamación (fisioterapeuta) y posteriormente seguir un programa diseñado para el fortalecimiento del músculo afectado incluyendo ejercicios excéntricos y estiramientos del musculo afectado.

Como conclusión no olvidemos que ante cualquier dolor o molestia acude siempre a un profesional cualificado que puedan diagnosticar tu lesión ya sea un médico especialista o fisioterapeuta y posteriormente a un readaptador deportivo que te ayude a trabajar la zona afectada de acuerdo a las instrucciones recibidas por los profesionales.